Proyecto Illinois Early Learning


http://illinoisearlylearning.org/index-sp.htm

Chateo

Respuestas a las preguntas (Trasunto)

19 de junio de 2003Buenas prácticas para el cuidado de bebés y niños de 1 y 2 años de edadDebbie Trouth
Subdirectora del Child Development Laboratory (Laboratorio de Desarrollo Infantil) en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign


Moderador de IELSaludos, participantes en el Chateo de IEL. Bienvenidos a nuestro Chateo de IEL sobre "Buenas prácticas para el cuidado de bebés y niños de 1 y 2 años de edad." Para empezar, permítanme presentarles a nuestra discursante invitada, Debbie Trouth, Subdirectora del Child Development Laboratory (Laboratorio de Desarrollo Infantil) en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Debbie Trouth ¡Saludos! ¡Estoy contentísima de estar aquí! Vamos a discutir el cuidado de buena calidad de bebés y niños de 1 y 2 años de edad. ¡Espero con gusto recibir sus preguntas!

Moderador de IEL El procedimiento para la sesión de Chateo en vivo es el siguiente: Los participantes pueden enviar preguntas al invitado del Chateo en cualquier momento. Cuando usted envía la pregunta, note por favor que no será vista por todos los participantes del Chateo. El Moderador de IEL recibe la pregunta primero y la anunciará a todo el grupo del Chateo. Si hay una larga lista de preguntas, el Moderador notificará al que hizo la pregunta que se haya recibido. Después, en la siguiente pausa en la discusión, la pregunta será puesta para que todos la vean y nuestra invitada la conteste.

Nótese que habrá una pausa después de presentar una pregunta mientras la discursante invitada del Chateo compone su respuesta a la misma. De modo que ¡tengan paciencia, por favor! Durante estas pausas, el Moderador pondrá información de vez en cuando sobre el sitio Web de IEL. Ya que algunos visitantes entran al Chateo en medio de la sesión, algunos mensajes tal vez se presenten más de una vez.

Las preguntas se pondrán según el orden en que se reciben, a menos que haya alguna razón obvia para agrupar preguntas similares. Se permite que los participantes envíen preguntas de seguimiento. Si usted envía una pregunta de seguimiento, recuérdele por favor a la invitada y a los otros participantes acerca de la pregunta anterior (diciendo algo como "En mi pregunta anterior sobre la dificultad con la lectura del niño del tercer grado") ya que es fácil olvidar preguntas más tempranas en la larga lista de preguntas que se reciben durante la sesión de Chateo.

Si no se contesta su pregunta para el fin de la sesión de Chateo a las 8:00 PM, la pregunta y su respuesta serán incluidas en el trasunto que se pondrá en línea en aproximadamente 3 semanas.

Y ahora, comencemos nuestro Chateo. Sra. Trouth, tenemos una pregunta que recibimos antes de la sesión:

¿Cuáles son algunas características de un cuidador muy hábil de bebés?

Debbie Trouth Un cuidador tiene que ser respetuoso y sensible a los individuos, al grupo y a las familias inscritas en el programa. Esto realmente es la clave a la buena calidad. Aunque parezca simple, se trata de mucho trabajo.

Los cuidadores buenos reflexionan sobre sus propias prácticas y políticas. Están conscientes del razonamiento sobre por qué hacen las cosas como las hacen. Siempre buscan maneras de mejorar sus interacciones y respuestas.

Un buen cuidador tiene preparación fuerte en el desarrollo y un aprecio de todas las etapas por las que los niños tienen que pasar.

Un buen cuidador reconoce el temperamento de cada niño y responde de manera concordante. Él o ella tiene que prestar atención a cada niño y ajustarse apropiadamente a él. No se debe esperar nunca que el niño ajuste su temperamento. Los niños son incapaces de esto. Un sentido del humor es de valor inestimable y le ayudará a hacer frente a los días más difíciles.

Moderador de IEL He aquí otra pregunta que recibimos antes del Chateo.

¿Necesita un cuidador hábil de niños de 1 y 2 años de edad tener características distintas?

Debbie Trouth Sí. ¡La resistencia de un atleta bien entrenado! ¡Cómo se mueven esos niños! Bueno, en serio, las características para ambos grupos son básicamente las mismas. Como maestros de niños de 1 y 2 años de edad que están aprendiendo a afirmar su independencia, los cuidadores necesitan reconocer esta etapa de desarrollo tal como es. No es que los niños hayan decidido a desobedecer o desafiarle. "No" forma parte de quiénes son y lo que hacen. Van hallando y definiendo sus propios límites y limitaciones. Más vale relajarse y gozar la experiencia.

Moderador de IEL Los trasuntos de las sesiones de Chateo de IEL de 2002 y los meses anteriores de 2003 están archivados en el sitio Web de IEL. Vaya a la página de Chateo de IEL, luego baje a la sección "Sesiones pasadas de Chateo." Para cada Chateo en esa sección, hay un enlace llamado "Trasunto de chateo." Haga clic en ese enlace para leer el trasunto de ese Chateo particular.

La sesión de Chateo de esta noche es la sexta de 2003. El Chateo más reciente trató el tema "Cómo fomentar el desarrollo del alfabetismo en niños de edad preescolar" con Jodi Scott. El trasunto de esta sesión de Chateo se halla en la página de Chateo de IEL, o vaya directamente a http://illinoisearlylearning.org/Chat/scott/trans-sp.htm

Nótese que los trasuntos de Chateo de IEL también se ofrecen en inglés. Para hallar los trasuntos de Chateo de IEL en inglés (Chat Transcripts), vaya a la página de Chateo en inglés.

Moderador de IEL ¿Cuáles son unas prácticas apropiadas e inapropiadas relacionadas con los niños de 1 y 2 años de edad?

Debbie Trouth He aquí algunas prácticas apropiadas e inapropiadas relacionadas con los niños de esta edad:

Apropiadas: Los adultos participan en muchas conversaciones uno-a-uno, cara-a-cara con los niños. Los adultos permiten que los niños inicien las pláticas, y esperan una respuesta, aun de niños con una habilidad lingüística limitada. Los adultos nombran objetos, describen eventos y reflejan sentimientos para ayudar a los niños a aprender palabras nuevas. Los adultos simplifican el lenguaje para los niños que apenas comienzan a hablar (en vez de "Ya es hora de lavarnos las manos y comer la merienda," el adulto dice, "A lavarnos las manos. ¡A merendar!") Más tarde, como los niños adquieren sus propias palabras, los adultos expanden el lenguaje del niño (por ejemplo, si el niño dice, "Zapato Mari," el adulto podría decir, "Ah, es el zapato perdido de Mari y lo hallaste.").

Inapropiadas: Los adultos les hablan a los niños, no con ellos, y no esperan una respuesta. Las voces adultas dominan o los adultos no hablan con los niños porque piensan que son demasiado pequeños como para responder. Los adultos o hablan como "bebés" o usan expresiones tan complejas que los niños de 1 y 2 años de edad no las pueden entender.

Apropiadas: Los adultos respetan el deseo de los niños de llevar consigo objetos preferidos, de mover objetos como los de la casa de un lugar a otro y de andar vagando o sentarse y jugar en paralelo con juguetes y objetos.

Inapropiadas: Los adultos restringen los objetos a ciertos lugares y no toleran que se amontonen, recojan ni lleven objetos.

Moderador de IEL He aquí la siguiente pregunta que recibimos antes de nuestra sesión de Chateo.

¿Cómo puede saber una madre si a su bebé o niño pequeño no le va bien en un ambiente de cuidado infantil?

Debbie Trouth Ante todo, recuerde que algunos niños por naturaleza se acostumbran muy lentamente a las personas y situaciones nuevas, de modo que hay que darle al niño una oportunidad de hacer el ajuste al cuidado infantil.

Lo que los padres buscan son los indicios del estrés. El estrés se demuestra más frecuentemente mediante las reacciones físicas. Algunos indicios posibles son el llanto excesivo, el sueño discontinuo o las pesadillas, las palmas de las manos sudantes y el retiro emocional. Otro indicio podría ser un cambio dramático en el comportamiento, como una dependencia excesiva del contacto con los adultos o la timidez excesiva cuando estos comportamientos antes no se exhibían. El estrés extremo se manifestaría como una falta de medrar, la cual representa un retiro total del contacto humano.

Moderador de IEL Se pueden hallar recursos adicionales sobre "Buenas prácticas para el cuidado de bebés y niños de 1 y 2 años de edad" en el suplemento de esta sesión de Chateo. Este suplemento se halla en el sitio Web de IEL en: http://illinoisearlylearning.org/Chat/trouth/sup.htm (en inglés).

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí una pregunta de Soleil.

Soleil
Yo opino que los cuidadores de bebés y niños de 1 y 2 años de edad deberían poseer las mismas características que otros que trabajan con niños desde recién nacidos hasta de la edad escolar. Lo que hace únicos a los cuidadores de bebés y niños pequeños es la capacidad de poner en primer plano en su enseñanza ciertas disposiciones — por ejemplo, la sensibilidad y las relaciones — durante distintos plazos de tiempo. Podría argumentarse que los cuidadores de niños de esta edad se esfuerzan mucho más con las estrategias de comunicación no verbal que los que trabajan con niños mayores.

Debbie Trouth Soleil, bueno, ciertamente los cuidadores de bebés y niños pequeños necesitan hacerse adeptos en interpretar la comunicación no verbal, responder a las señales no verbales y adaptar sus respuestas de acuerdo con el temperamento del niño.

Moderador de IEL Como se mencionó arriba, Debbie Trouth es Subdirectora del Child Development Laboratory, o CDL, en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. El CDL es un programa preescolar y de cuidado infantil manejado por el Departamento del Desarrollo Humano y Comunitario de la Universidad de Illinois en el campus de Urbana-Champaign.

En enero de 2003 el CDL se expandió para proveer el cuidado infantil de día completo para los niños tan pequeños como de seis semanas de edad. Como parte de esta expansión, se envió a la Sra. Trouth a California para participar en el Program for Infant/Toddler Caregivers (PITC, o Programa para Cuidadores de Bebés y Niños de 1 y 2 Años de Edad). El PITC fue desarrollado conjuntamente por el Far West Laboratory y la División del Desarrollo Infantil (Child Development Division) del Departamento de Educación de California. Es un programa comprensivo de capacitación para los proveedores de cuidado grupal en tanto centros como hogares para bebés y niños de 1 y 2 años de edad.

La Sra. Trouth sigue trabajando con niños en alguna u otra capacidad desde su graduación en 1973. La especialización tanto de su licenciatura (el bachillerato) como de su maestría es en la educación especial. Completó sus estudios de licenciatura en la Illinois State University y sus estudios avanzados en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Se puede visitar el sitio Web del Child Development Laboratory en http://cdl.uiuc.edu/.

Daisy
En la guardería donde trabajo, tengo un niño de dos años de edad que les pega y rasguña a los demás niños sin ningún motivo. ¿Tiene algunas sugerencias sobre cómo tratar este asunto? No sirve hablar con el niño; nada más le pega a la maestra en vez de escuchar. Al hablarle, intentamos explicarle que esto les duele a los demás niños.

Debbie Trouth Daisy, desgraciadamente, la respuesta a cualquier pregunta de comportamiento es que básicamente "depende." Es muy importante asegurar que se examine el motivo o la causa del comportamiento. Hay que hacer observaciones cuidadosas y considerar todo lo que sabe del niño porque su respuesta dependerá de la respuesta de "por qué" este niño se comporta así. Recuerde que todos los comportamientos son una forma de comunicación y a usted le corresponde discernir cuál es el mensaje.

Nancy Usted mencionó el respeto. ¿Cuáles son las maneras en que un cuidador de bebés o niños pequeños le muestra el respeto al niño?

Debbie Trouth Nancy, se muestra el respeto a los niños en básicamente la misma manera de que se muestra el respeto a los adultos. Se "escucha" lo que tienen para decir. Se les da una oportunidad de "contestar." En vez de hacerles cosas (como llevarlos para cambiarles el pañal sin ningún aviso de antemano) se les explica lo que se les está haciendo y por qué.

maryz
Yo soy educador de padres con un programa ejemplar de capacitación para padres de niños recién nacidos a los tres años de edad. ¿Hay una política sobre llevar los registros de inmunización para niños que asisten a grupos de juegos semanales con sus padres?

Debbie Trouth maryz, no sé de dónde es usted, pero sí, habrá reglamentos sobre los registros de inmunización. En el cuidado infantil grupal, hemos de seguir los reglamentos del Department of Children and Family Services (DCFS, o Departamento de Servicios de Niños y Familias). Usted tendrá que seguir los reglamentos de la agencia reglamentaria que rija donde usted vive.

Moderador de IEL Respecto al tema de las inmunizaciones, IEL presentó un Chateo sobre "Las inmunizaciones: Lo que los padres y proveedores de cuidado necesitan saber" en abril de 2002.

Para hallar recursos sobre las inmunizaciones infantiles relacionados con este Chateo, véase esta página Web: http://illinoisearlylearning.org/reslist/immunizations.htm (en inglés).

Para ver el trasunto del Chateo, véase esta página Web: http://illinoisearlylearning.org/Chat/gilpin/trans-sp.htm.

Nancy Respecto a la pregunta de Debbie—¿No cree que los adultos frecuentemente piensan que un niño muerde o pega "sin ningún motivo" cuando la verdad es que el adulto no tiene ninguna idea del motivo pero que este SÍ existe?

Debbie Trouth Nancy, sí, es exactamente lo que creo.

Moderador de IEL Recuerden que el sitio Web de IEL se ofrece no sólo en español sino también en inglés. La página principal en inglés se halla en http://illinoisearlylearning.org/index.htm.

Sra. Trouth, he aquí nuestra siguiente pregunta:

Para un padre o madre, ¿cómo debe un servicio de cuidado grupal para bebés y niños pequeños parecer y sentirse?

Debbie Trouth En dos palabras, respetuoso y sensible. El cuidado debe basarse en el establecimiento de una relación entre el cuidador, el niño y la familia. Este es el factor más importante para determinar la calidad del cuidado infantil.

Magda Gerber menciona los siguientes siete principios para proveer el cuidado respetuoso y sensible: la confianza básica en el niño para iniciar, explorar y aprender por cuenta propia; un ambiente de seguridad física, retos cognitivos y tierno cuidado emocional para el niño; tiempo para jugar sin interrupción; la libertad de explorar y relacionarse con otros bebés; la participación del niño en actividades de cuidado que le permiten tomar un papel activo en vez de ser recipiente pasivo; la observación sensible de la niña para comprender sus necesidades; la constancia y una definición clara de los límites y las expectativas para desarrollar la disciplina.

Daisy
En respuesta a Nancy, me refiero a esto: un niño está jugando bien, y este niño simplemente se acerca a aquél y le pega cuando no ha habido ninguna interacción entre ellos.

Moderador de IEL Recuerden que se puede enviar una pregunta en cualquier momento al personal de IEL. Sólo hay que enviar su pregunta por e-mail a iel@illinois.edu, o llamarnos al (877) 275-3227 de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 1:00 p.m. a 5:00 p.m. los días hábiles.

glassgal
Daisy, me parece que el niño que pega no sabe cómo acercarse a otros niños para relacionarse con ellos.

Debbie Trouth Daisy, sí, pero hay que examinar lo que precede la mordida o la pega. ¿Se trata de un juguete preferido del niño que muerde? ¿Hay solo uno de esos juguetes, de modo que no se puede redirigir al que muerde a otro juguete igual? ¿Es que de alguna manera el que muerde desea relacionarse con el otro niño y no sabe otra manera de llamarse la atención de él? Hay muchas preguntas que se pueden considerar para determinar el significado del comportamiento de morder.

Moderador de IEL Concerniente a las mordidas, hay una página de P+F (Preguntas Más Frecuentes) sobre este tema en el sitio Web de ECAP. Este documento se llama "Cómo tratar los comportamientos de morder en niños pequeños". y se halla en http://ecap.crc.illinois.edu/info/pubs/fri/biting-sp.html.

Nancy Así que el reto es el de averiguar cuál es el motivo. ¿Qué sugiere que hagan los adultos para averiguarlo?

Debbie Trouth Nancy, esto requiere mucha observación. Hay que observar el comportamiento antes de la mordida. Hay que observar el comportamiento después de la mordida. Hay que apuntar toda la información que sabe acerca de este niño, como su manera de relacionarse con otros niños o con adultos. De acuerdo con la edad del niño en cuestión, este comportamiento podría ser normal para su nivel de desarrollo. Se necesita examinar si el niño asistía a otro centro en el pasado, y de ser así, ¿cómo eran sus relaciones en el otro centro? Sea objetiva en sus observaciones. No infiera la intención. Esto la ayudará a razonar sobre lo que podría estar pasando.

tresa
¿Quisiera compartir unas sugerencias sobre cómo animar a los cuidadores en hogares con bebés y niños de 1 y 2 años de edad además de niños mayores a "armonizarse" con los bebés en su cuidado? Para la mayoría de los cuidadores, es difícil aflojar el paso para observar, o hallar tiempo para interacción uno-a-uno fuera de cambiarles el pañal o darles de comer. Veo mucho cuidado que responde a las necesidades biológicas, no las social-emocionales.

Debbie Trouth tresa, los momentos de la rutina son unos momentos maravillosos para llegar a conocer a los niños individualmente. También se puede obtener mucha información de la familia del niño. Luego hay que pensar en las nueve características distintas del temperamento y dónde se halla el niño en este continuo. Además, piense en su propio temperamento porque influye en cómo responde usted al niño.

Moderador de IEL Este otoño, IEL iniciará un foro interactivo nuevo que se llama WebTalks. En este foro, los peritos invitados estarán disponibles por tres días. La introducción de un tema se pondrá en línea el domingo o lunes. Los visitantes mediante el Web podrán subir preguntas y comentarios desde el sitio Web a partir del lunes. El invitado contestará estas preguntas. La serie de preguntas, respuestas y comentarios será puesta en el sitio Web. Mire el sitio Web de IEL para averiguar detalles sobre esta presentación nueva.

egretoaks (garceta en los robles)
¿Cuáles recomendaciones tiene para centros sobre cómo trabajar con padres para aliviarles el sentimiento de culpa por dejar a sus bebés en el cuidado de otra gente?

Debbie Trouth egretoaks, no sólo es importante desarrollar relaciones con los niños, sino también hay que desarrollar relaciones íntimas con las familias. La colaboración que forma parte de esa relación íntima puede ayudarles mucho a las familias, ya que saben que pueden confiar en que usted cuidará bien a su hijo. ERIC también tiene cierta investigación sobre cómo ayudar a las familias a sobrepasar los sentimientos de culpa. Estos recursos se pondrán en el trasunto en una fecha posterior.

Nota del Editor de IEL:
Ellen Galinsky del Family and Work Institute (Instituto de la Familia y el Trabajo) en New York tiene dos libros que tal vez sirvan bien. Sus títulos son Ask the Children: The Breakthrough Study That Reveals How to Succeed at Work (Pregunte a los niños: El estudio de descubrimiento que revela cómo tener éxito en el trabajo) y Parenting and Navigating Work and Family: Hands On Advice for Working Parents (Cómo ser padre y navegar entre el trabajo y la familia: Avisos prácticos para padres empleados) http://www.familiesandwork.org/index.html

Otros recursos son: (en inglés a menos que se indique lo contrario)

Helping You Balance Work and Family (Ayuda para balancear el trabajo y la familia)
http://www.ag.ohio-state.edu/~lifework/lifetime/vol10is5.htm

Consejos para el cuidado del niño
http://www.extension.umn.edu/info-u/spanish/SP217.html

What Do I Expect From my Child Care Provider?
(¿Qué espero de mi proveedor de cuidado infantil?)
http://cyfernet.cyfar.org/article.php?mode=b&c=1048&resource_id=4684

Cómo preparar a su hijo para la guardería o los programas preescolares (How To Prepare Your Child for Preschool/Child Care)

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí nuestra siguiente pregunta:

¿Hay cierto ambiente (el cuidado infantil en centros vs. hogares) más apropiado para los niños muy pequeños?

Debbie Trouth No. Cada uno tiene tanto sus ventajas como sus desventajas. Lo que los padres deben examinar es la calidad del cuidado que se provee sin tener en cuenta el tipo de ambiente. Es muy importante que los padres se confían de los proveedores de cuidado. Los niños pequeños reconocen los sentimientos y actitudes de los adultos importantes en sus vidas y reaccionan de acuerdo. Si el padre o la madre no se confía del proveedor, tampoco lo hará el niño.

Moderador de IEL Permítanme señalar que en el sitio Web de ERIC/EECE, se pueden hallar unos recursos relacionados con la calidad del cuidado de bebés y niños:

Digest de ERIC. "Research on Quality in Infant-Toddler Programs" (La investigación sobre la calidad de los programas para niños de hasta dos anos de edad) por Alice Sterling Honig en español y en inglés.

Digest de ERIC. "Child Care Quality: An Overview for Parents" (La calidad del cuidado infantil: Un resumen para padres) por Peggy Patten y Omar Benton Ricks en español y en inglés.

Digest de ERIC. "Child Care Consumer Education on the Internet" por Anne Goldstein.

Sra. Trouth, he aquí la siguiente pregunta:
¿Hay "buenas prácticas" aceptadas para el cuidado de bebés y niños de 1 y 2 años de edad?

Debbie Trouth Por supuesto que sí. Hemos estado discutiendo las buenas prácticas esta tarde. Una de las mejores fuentes de información sobre las buenas prácticas, si usted es proveedor o padre, son las pautas de acreditación de NAEYC (Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños). Otra son las pautas de DAP (Prácticas apropiadas para el desarrollo) establecidas por la misma organización.

Nota del Editor de IEL: Se puede hallar información adicional en: You can find additional information at: NAEYC, NAEYC Academy (información sobre la acreditación), y DAP Position Statement

Moderador de IEL He aquí nuestra siguiente pregunta, Sra. Trouth:

¿Hace una diferencia la capacitación adicional para proveedores de cuidado?

Debbie Trouth Los cuidadores que han tenido capacitación especializada en la educación de la niñez temprana ofrecen cuidados más apropiados y proveen más interacción social y estímulo cognitivo y lingüístico. Los niños cuyos cuidadores tienen capacitación especializada son más cooperativos, más persistentes y se retiran de la participación con menos frecuencia. Los cuidadores capacitados pueden estar orgullosos de su conocimiento de las buenas prácticas y presentarse como profesionales en lugar de "sólo cuidaniños."

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí otra pregunta:

¿Impide la asistencia al cuidado infantil que un bebé forme lazos emocionales con sus padres?

Debbie Trouth No. Un estudio nacional patrocinado por el National Institute of Child Health and Human Development (Instituto Nacional de la Salud Infantil y el Desarrollo Humano) no halló ninguna conexión entre el tiempo pasado por un niño en el cuidado infantil y la seguridad de sus relaciones de apego en la familia.

Tal como usted y yo podemos formar relaciones con más de una persona en más de un nivel, así también lo pueden hacer los bebés. La relación entre el cuidador y el niño se hace una extensión de la relación principal entre padre e hijo. Los cuidadores y los padres tienen un enfoque común — el niño. Este está entrelazado en relaciones íntimas que forman la base para el desarrollo sano.

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí otra pregunta que recibimos por e-mail antes del Chateo:

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé con la ansiedad de separación cuando la dejo?

Debbie Trouth La ansiedad de desconocidos empieza a verse para los 7 u 8 meses de edad cuando el niño llega a estar consciente del concepto de la gente desconocida. Como el niño aprende a distinguir entre los seres queridos y otra gente, se desarrolla un sentido más profundo de apego. Para los 8 o 9 meses, el niño muestra angustia cuando la madre (u otro ser querido) está ausente.

La suposición es que el niño retiene una imagen de un ser querido cuando este está ausente, o una memoria de un estado agradable o de sentirse contento en la presencia del ser querido. Esto marca un hito monumental en el desarrollo. Demuestra el sentido del "yo" como distinto de un ser querido. Por lo tanto, en cierto sentido la ansiedad de separación es una cosa buena. No es, sin embargo, ni agradable ni fácil de tratar para nadie.

Siempre se debe saludar a los niños con calor y entusiasmo. Debe haber tiempo para el contacto entre el niño y los adultos. Es de esperar que el padre / tutor llegue lo suficientemente temprano como para pasar unos minutos acostumbrándole al niño al entorno y a usted. Cuando es hora de hacer la transición, siempre incluya al niño en la interacción, explicándole lo que está pasando y lo que usted está haciendo.

Si el niño muestra indicios de sentir angustia, reconozca para él que está bien sentirse triste porque el ser querido se va, pero que este volverá para recogerlo. No desprecie nunca el derecho del niño de sentir o expresar los sentimientos / emociones que está experimentando.

Además, no deje nunca que el padre se vaya a escondidas diciendo que el niño está ocupado con una actividad. Haga un ritual de las despedidas. Hable al niño del principio al fin. El niño tiene que aprender a confiar que el padre / tutor volverá para llevarlo y que no se le está abandonando completamente. Como todas las demás habilidades, con el tiempo y la práctica se aliviará a la larga el dolor de la separación.

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí otra pregunta que recibimos antes del Chateo:

¿Qué es más importante en la consideración del mejor cuidado para bebés y niños de 1 y 2 años de edad?

Debbie Trouth El desarrollo social-emocional sano de los bebés es el fundamento de todo aprendizaje posterior y depende mucho de la relación íntima del niño con adultos respetuosos y cariñosos. Como adulto importante en la vida temprana del niño, el cuidador de bebés y niños pequeños tiene un papel significativo. Para crear relaciones de tierno cuidado con los niños, los cuidadores necesitan hacerse conscientes de los sentimientos, expectativas y actitudes que traen consigo de sus propias experiencias pasadas, especialmente de la niñez.

Todos los niños necesitan un ambiente física y emocionalmente seguro que apoya el auto-conocimiento, autodominio y amor propio que van desarrollando y anima el respeto por los sentimientos y los derechos ajenos.

Los cuidadores pueden apoyar el creciente sentido del "yo" de un bebé proveyéndole seguridad, aceptación cariñosa y aprecio por la independencia creciente del niño.

El cuidador fomenta el desarrollo social al ayudarle al niño a sentirse aceptado en el grupo y al apoyar sus habilidades en desarrollo de comunicación y sentimientos de empatía.

La capacidad de un cuidador de fomentar el desarrollo social-emocional de los niños es afectada por los sentimientos propios de éste. Las experiencias tempranas influyen en su estilo de cuidar.

Moderador de IEL Se pueden hallar recursos adicionales sobre "Buenas prácticas para el cuidado de bebés y niños de 1 y 2 años de edad" en el suplemento de esta sesión de Chateo (en inglés). Este suplemento se halla en el sitio Web de IEL en: Best Practices for Infant and Toddler Care (IEL Resource List)

Valentina
¿Qué puede hacer un proveedor de cuidado infantil para prevenir que los niños se enfermen?

Debbie Trouth Valentina, hay varias cosas que se pueden hacer: la primera es seguir las precauciones universales en todo momento. Lávenles las manos MUCHO a los niños. Lávese las manos MUCHO. Sanear... sanear... sanear... Si es posible, asegure que el área cuadrada de su espacio de cuidado es más grande que las recomendaciones de licenciamiento. Si los niños no están cayéndose unos sobre otros, es más fácil prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades.

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí la siguiente pregunta:

¿Es importante la cantidad de horas al día que un bebé o niño de 1 o 2 años pasa en el cuidado infantil fuera del hogar?

Debbie Trouth Por supuesto que sí. La mayoría de la gente trabaja una jornada de 8 horas. Al fin del día llega a casa cansada y malhumorada. Ha estado rodeada de muchos estímulos, gente desconocida y entornos desconocidos. Las cosas no son "mías" y no está en casa. Ha tenido que hacer frente a las demandas de muchas personas y situaciones distintas. Pero al menos los adultos cuentan con la experiencia y las habilidades para hacerlo. Pedimos a los niños muy pequeños que hagan exactamente lo mismo. Eso es pedirles mucho.

No me entiendan mal. No quiero decir que esté equivocado hacer eso ni intento culparles más a mamis y papis que ya llevan suficientes sentimientos de culpa. Simplemente quiero que las personas piensen en lo que le piden y esperan de alguien que no cuenta con mucha experiencia ni habilidades para hacer frente a los retos.

El cuidado infantil tiene su propio conjunto de ventajas. Piénsenlo... nosotros hacemos esas actividades desordenadas que usted realmente no quiere hacer en su casa... y también hacemos la limpieza. Además, me encanta cuidar a sus hijos. Yo no tendría trabajo si ustedes no me necesitaran.

Moderador de IEL Sra. Trouth, he aquí una pregunta al último momento.

¿Se han hecho estudios de largo plazo de los efectos del cuidado infantil fuera del hogar para niños de menos de 3 años de edad?

Debbie Trouth Se han hecho varios estudios sobre los efectos de largo plazo del cuidado infantil para niños de menos de 3 años de edad. Hay una lista de algunos abajo. Todos los estudios han hallado que el cuidado de buena calidad es provechoso para los niños, y que el cuidado de poca calidad les es perjudicial.

Moderador de IEL Bueno, ya son las 8:00, y puesto que no tenemos más preguntas en la fila, llevaremos la sesión de esta tarde a su fin. (Unas cuantas preguntas del e-mail se añadirán al trasunto.)

Gracias, participantes en el Chateo, por sus preguntas interesantes y también por su paciencia esperando las respuestas. Únanse con nosotros por favor para el siguiente Chateo de IEL.

Una vez más, este Chateo ocurrirá en septiembre. La fecha y el tema de ese Chateo se anunciarán en la página de Chateo del sitio Web de IEL.

Debbie Trouth ¡He gozado mucho de charlar con todos ustedes! Gracias a todos por sus preguntas bien pensadas.

Moderador de IEL Gracias, Debbie Trouth, por compartir su tiempo esta tarde y por ofrecer su perspicacia acerca de las buenas prácticas del cuidado de bebés y niños pequeños. Y gracias, participantes en el Chateo. Tengan buenas noches y un verano muy feliz, sea aquí en Illinois o en otras partes.


Preguntas adicionales

Pregunta Denos por favor unos ejemplos de interacciones de buena calidad y de poca calidad entre adultos y niños.

Debbie Trouth Hay un artículo muy bueno que se llama "Respectful, Individual, and Responsive Caregiving for Infants: The Key to Successful Care in Group Settings" (El cuidado respetuoso, individualizado y sensible: La clave del cuidado grupal exitoso) por Beverly A. Kovach y Denise A. Da Ros (en inglés). El artículo bosqueja siete principios y da ejemplos del cuidado apropiado e inapropiado para recalcar cada principio. Ese artículo es demasiado grande para repetir en su totalidad aquí, pero puedo compartir unos ejemplos con ustedes. El artículo puede hallarse en Young Children, mayo de 1998.

Los adultos deben relacionarse con los bebés—no reaccionar a ellos; no debemos poner por caso lo que sea mejor para ellos en cierto momento.

Inapropiado: Brent, a los dos meses de edad, empieza a llorar. El cuidador va a la cuna y le mete un pacificador a la boca.

Apropiado: El cuidador se acerca a Brent y le dice suavemente, "Te oigo, pero no sé por qué estás llorando. Déjame tomarte en brazos y mirar tu pañal y ver cuándo fue la última vez que te alimentaron."

Explicación: Ya que nos cuesta a los adultos escuchar a un bebé que está llorando, nuestra respuesta inmediata es la de poner fin al llanto. Pero el llanto es una forma de comunicación, y nuestra función como cuidadores es la de intentar entender lo que el bebé quiere comunicarnos. ¿Tiene hambre o sed, está cansado o asustado, o tiene el pañal mojado? Al reaccionarnos en vez de relacionarnos, excluimos al bebé del proceso de su cuidado.

Los bebés en el cuidado grupal necesitan oportunidades de resolver sus propios problemas; frecuentemente se les "socorre" sacándolos demasiado pronto de las luchas comunes de la vida.

Inapropiado: Kisha tiene ocho meses de edad. Ha andado a gatas bajo una mecedora y empieza a llorar. Su cuidadora, dándose cuenta de su angustia, se inclina y la levanta en brazos, diciéndole, "Estás bien. Estás bien."

Apropiado: Kisha anda a gatas bajo una mesa de niños y empieza a llorar. Su cuidadora se pone a gatas y le habla tranquilamente a Kisha, animándola a salirse a gatas. Espera la reacción de la bebé. Kisha, que parece estar asustada de moverse para adelante con la cabeza, llora más fuerte. La cuidadora lentamente extiende la mano para adelante y suavemente pone la mano en la cabeza de Kisha, diciéndole a la bebé lo que está haciendo. Al proveerle exactamente la ayuda necesaria para salirse de debajo de la mesa, la cuidadora anima la participación de la bebé en ayudar a resolver este problema.

Explicación: Como adultos, no nos gusta ver a los bebés luchando. Pero al no permitirles usar sus competencias naturales, les enseñamos a ser víctimas. Los cuidadores necesitan proveer exactamente la ayuda necesaria, y no más, para que el bebé resuelva su propio dilema (citado de: Honig, Alice S., y J. Ronald Lally. Infant Caregiving: A Design for Training. Syracuse, N.Y.: Syracuse University Press, 1981.). El bebé entonces se hace un participante valorado en su propio cuidado y desarrolla la auto-estima positiva.

Otro ejemplo inapropiado que veo pasar mucho en las aulas de bebés es la conversación de adultos con adultos. Toma dos formas distintas. Frecuentemente la conversación se orienta a las vidas de los adultos—lo que cada maestro va a hacer este fin de semana o lo que sucedió en casa con sus hijos anoche. En otros momentos, la conversación se centra en los niños a quienes cuidan. Hablan acerca del niño en la tercera persona, como si este ni siquiera estuviera presente. "¿Viste cómo Sara acaba de levantarse a los pies usando la carretilla? ¡Sus padres estarán muy emocionados!"

En ninguno de estos ejemplos se enfoca en los niños. ¿Cómo podrán los niños desarrollar un sentido de valor o importancia? ¿Cómo podrán aprender las "reglas" de la comunicación o desarrollar el lenguaje si no se les habla ni se les dan oportunidades de responder? Y ¿cómo le gustaría a usted si alguien le tratara así? Sí que los adultos necesitan comunicarse entre sí. Hay información importante que compartir acerca de los niños, entre otras cosas. Pero la conversación entre adultos no puede ser lo principal de lo que está pasando en un aula de bebés o niños de 1 y 2 años de edad.

Pregunta ¿Cuáles son comportamientos difíciles comunes entre bebés y niños de 1 y 2 años de edad en el cuidado grupal, y cómo responden apropiadamente los maestros a estos?

Debbie Trouth La respuesta más común a esta pregunta es las mordidas. Los niños pequeños muerden por varios motivos. El cuidador necesita primero identificar el motivo tras la mordida a fin de desarrollar una técnica apropiada de disciplina para eliminar el comportamiento. Sin importar el motivo para morder, usted debe quedarse tranquilo y mirar la experiencia desde el punto de vista del niño. Haga de la situación un momento educativo. Sobre todo, no recurra a responder con la violencia usted mismo. Esto solamente recalca que la violencia es un modo apropiado para tratar con las situaciones emocionales.

El mordedor experimental, que le mordisca a su madre al seno o a su cuidador al hombro, debe recibir un mensaje bien claro que no está bien morder. Provéale al niño materiales sensoriales más apropiados para experimentar con ellos o algo para aliviarle el dolor de la dentición.

El mordedor frustrado, que no tiene las habilidades de comunicación o de aguante para llamarse la atención de un adulto de una manera más apropiada, necesita una explicación que el morder duele y no se permite. Su primera respuesta debe ser una de cuidar a la víctima. Pida que el niño o la niña que mordió le ayude con esta tarea. Luego dele a esta unas frases más apropiadas y ayúdele a entender los sentimientos / las emociones que ella está experimentando. Dele refuerzos positivos por las comunicaciones efectivas y apropiadas. Esté atento a indicios de frustración para que usted pueda prevenir la mordida antes de que suceda.

El mordedor amenazado muerde para defenderse. El / la mordedor/ a de esta clase se siente abrumado por su entorno o por eventos que suceden en su vida (el divorcio de sus padres, la muerte de un ser querido, nuevos trabajos, violencia física en el hogar, etc.). Asegúrese de que este niño entienda que sus derechos y posesiones están seguros, y dele tierno cuidado adicional. Por supuesto, todavía hay que comunicarle al niño que no está bien morder y que a usted le corresponde mantener seguros a todos.

El que muerde por el poder tiene una necesidad muy fuerte de la autonomía y el control. Los mordedores de esta clase reciben refuerzos por comportamiento de morder mediante la reacción que usted les dé cuando muerden. Asegúrese de que este niño o niña tenga muchas opciones durante el día. Refuerce los comportamientos sociales positivos. Cuánta más atención usted le dé cuando este niño se está comportando como usted quiere, menos veces tendrá que recurrir al comportamiento inapropiado para recibir la atención que anhela. Los padres y cuidadores tienen que trabajar juntos para eliminar los comportamientos de morder. Tome el tiempo para buscar los patrones en el comportamiento y las respuestas del niño.

Es importante tener presente que todo comportamiento es una forma de comunicación. Todo lo que usted necesita hacer es discernir realmente qué es el mensaje. No es una habilidad fácil de desarrollar y requiere mucha, mucha práctica, paciencia y perseverancia.

Comience buscando los indicios tanto verbales como no verbales. Pregúntese, ¿cuál es el mensaje que el niño está mandando? ¿Cuáles son las partes emocionales, sociales, intelectuales y físicas del mensaje? ¿Es que el niño quiere algo de mí en este momento? Luego adapte sus acciones conforme a lo que cree que son los deseos del niño. Observe cómo este responde a sus acciones. Modifíquelas según la respuesta del niño y observe, pregunte y adapte otra vez.

Hay cinco posibles causas de comportamientos. El primero es la etapa de desarrollo del niño. Estos comportamientos han de esperarse ya que todos los niños los hacen. Con el tiempo se evolucionarán o terminarán. Los comportamientos son importantes para el desarrollo y son útiles. Toleren estos comportamientos. Encáucelos hacia ciertos momentos o lugares. Por ejemplo, la bebé que está sentada en su silla alta y deja caer la cuchara al suelo 25 veces. Dele a esta niña una cubeta y algo como bloques para dejar caer en ella.

La segunda causa probable es una de diferencias individuales. Observe e identifique el estilo temperamental del niño. Adapte sus expectativas e interacciones. Cuando es posible, ofrezca opciones en su programa que aceptan y aprecian las maneras diferentes de los niños de expresarse y responder al mundo.

La tercera causa posible es el ambiente. Si discierne que el comportamiento se hace en respuesta a la situación del cuidado infantil, haga algo. Cambie la duración de las actividades en círculo o asegúrese de que los niños estén recibiendo suficiente protección / atención / estímulo / orden o tranquilidad. Si el comportamiento se debe a un conflicto entre el hogar y el cuidado infantil, obtenga más información sobre otros ambientes o culturas de padres / profesionales. No se enfoque en el niño individual; este no tiene el control del conflicto. Cuando es posible, cambie o adapte sus expectativas para reducir el conflicto.

La cuarta causa posible es que el niño no sabe algo pero está listo para aprender. El niño es pequeño, o se halla en una situación nueva / poco conocida o hace frente a una tarea o un problema nuevo. Enséñele al niño. Háblele-explíquele las cosas una y otra vez. Dígale el "por qué." Anímelo por los éxitos pequeños. Tenga paciencia con los fracasos. Siempre ofrezca ayuda. Esta última causa posible es la última pregunta que se hace. No es la causa más común ni más probables de los comportamientos que se observan la mayoría del tiempo.

La quinta causa posible es una necesidad emocional no satisfecha. El niño ha perdido algo que es / era importante para el desarrollo y para las emociones. En vez de desaparecer, la necesidad o hambre se ha intensificado. El niño está buscando maneras de satisfacer la necesidad. El comportamiento representa el intento del niño de satisfacer la necesidad sin poder contar con la ayuda de adultos.

Estos comportamientos se hallan en todos lugares y en todo momento. Aún cuando se les encauce o impida, siguen apareciendo. Las maneras usuales de hacer frente a ellos y ayudar a la mayoría de los niños con este comportamiento no parecen ayudar a este niño. Usted tendrá que hacer algo. Este comportamiento no desvanecerá. Se empeorará. Responda activamente a la necesidad del niño mediante los hechos, no las palabras, y dando, no castigando. Satisfaga las necesidades lo más posible con firmeza tranquila y paciencia. Recuerde que el niño no puede impedir o controlar el comportamiento. Obtenga apoyo adicional para usted mismo, el niño y la familia.

Pregunta ¿Cómo se mide o evalúa la calidad del cuidado para bebés y niños de 1 y 2 años de edad?

Debbie Trouth Los padres deben buscar los siguientes indicios del cuidado de buena calidad:

1) El tamaño grupal y la calidad del ambiente:

  • ¿Cuál es el tamaño del grupo y cómo se estructura el ambiente? El National Day Care Study (Estudio Nacional de Cuidado Infantil) de 1979 halló que en grupos de más de 7 bebés, 11 niños de 1 y 2 años de edad o 18 niños preescolares, los niños mostraban tener más llanto, apatía y comportamientos de andar vagando a la ventura, y menos conversación e interacción y el juego menos enfocado. Los cuidadores participaban en más comportamientos de manejo con los niños y había menos estímulo cognitivo y lingüístico. En los grupos menores, los niños eran más cooperativos, tenían más probabilidad de verbalizar espontáneamente, y respondían más a las iniciativas de adultos y compañeros.

    Además, a cuánto menos niños cuidaba un adulto, más óptimo era el cuidado y la enseñanza. Las proporciones apropiadas se han asociado con la interacción verbal y facilitación adulta aumentadas. Con proporciones inapropiadas, se ha hallado que los cuidadores son más prohibitivos y controladores. Los niños tenían más apatía, pasaban menos tiempo en actividades intelectuales y tenían conversaciones más cortas.

    Según las pautas de NAEYC para niños desde el nacimiento hasta los 2 años de edad, el tamaño grupal máximo debe ser 6-8, con la proporción máxima de niños a adultos de 3:1 o 4:1. La calidad del espacio físico y los materiales provistos afectan el nivel de participación de los niños y la calidad de interacción entre ellos y los adultos. En los centros más espaciosos, los niños pasan menos tiempo observando y más tiempo en el juego enfocado.

  • ¿Es fácil o difícil que el niño forme relaciones íntimas con cuidadores y niños debido al tamaño grupal?
  • ¿Es seguro e interesante el ambiente, o conduce a conflictos en que suceden las mordidas, los tirones, el andar vagando confuso y tales cosas?

2) Asignaciones de cuidadores principales:

  • ¿Hay asignaciones de cuidadores principales? Sin el cuidado de un cuidador principal, los bebés frecuentemente no tienen ninguna persona particular con la que se sienten un apego emocional durante porciones largas del día de cuidado. En otras palabras, no tienen ninguna conexión íntima con nadie especial en el lugar de cuidado infantil.

3) Continuidad de cuidado:

  • ¿Hay una continuidad del cuidado? El tener un cuidador durante un período extenso de tiempo en vez de cambiar cada 6 a 9 meses es importante para el desarrollo de un niño. Sin la continuidad del cuidado, los bebés tienen que establecer nuevas relaciones principales una y otra vez.

4) Continuidad cultural y familiar:

  • ¿Hay una continuidad cultural entre el hogar y el cuidado infantil? Si no se validan los valores y creencias de la familia respecto a la crianza de los niños, se amenaza el desarrollo temprano del "yo." Los niños deben poder oír hablado su idioma nativo, validándolo así, al menos de vez en cuando. El cuidado infantil de buena calidad incluye a la familia.

    "La relación entre padre e hijo es importantísima para el desarrollo actual y futuro del niño, y debe ser apoyada por los cuidadores." (Esta cita es de: American Public Health Association (APHA, o Asociación Estadounidense de Salud Pública) y American Academy of Pediatrics (AAP, o Academia Americana de Pediatría), 1992. Caring For Our Children. National Health and Safety Standards: Guidelines for Out of Home Care Programs. ("Cuidando a nuestros niños. Pautas nacionales de salud y seguridad: Pautas para programas de cuidado fuera del hogar") Washington, DC y Elk Grove, IL, p. xxv.)

    "Los padres deben ser escuchados respecto al cuidado y la educación de sus hijos. Los maestros deben tener comunicaciones constantes con las familias que incluyen el compartir de conocimientos, entendimientos y recursos del desarrollo infantil." (Las prácticas presentadas arriba se extraen de Developmentally Appropriate Practice (Prácticas apropiadas para el desarrollo), editado por Sue Bredekamp, derechos reservados 1986 por la National Association for the Education of Young Children [NAEYC, o Asociación Nacional para el Cuidado de Niños Pequeños].)

5) Satisfacción de las necesidades del individuo dentro del contexto grupal:

¿Cómo se manejan las diferencias individuales en el grupo? ¿Conoce muy bien el cuidador al niño o la niña—su etapa de desarrollo y su temperamento? ¿Puede el maestro andamiar el aprendizaje del niño, retándolo para hacer el siguiente descubrimiento sin frustrarlo? ¿Se estructuran los grupos para asegurar que se honren y cuiden las necesidades de cada individuo dentro del grupo?

Renuncia de responsabilidad legal

Las opiniones, recursos y referencias ofrecidas en el sitio Web de IEL se ofrecen con la intención única de proveer información y no con ninguna intención de sustituir los consejos médicos o legales, u otros servicios apropiados. Lo animamos a buscar ayuda directa local de un profesional capacitado, si es necesario, antes de tomar acción.

El contenido del sitio Web de IEL y las sesiones de Chateo de IEL no necesariamente refleja los puntos de vista ni las políticas del Proyecto de Aprendizaje Temprano de Illinois (Illinois Early Learning Project), la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, o la Junta de Educación del Estado de Illinois; ni tampoco implica un endoso por el Illinois Early Learning Project, la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, o la Junta de Educación del Estado de Illinois la mención de productos o nombres comerciales u organizaciones.

NOTA: En esta página pueden encontrarse publicaciones que están disponibles como archivos del formato PDF. Para poder leer estos archivos, baje el programa gratuito Adobe Reader